TODO NUESTRO ERP GESALCO ESTÁ DISPONIBLE EN MODO SaaS

 logoue

Acceda a la versión SaaS desde aquí.

      

Para acceder solicite los datos de la demo en    email  contacto@gesalco.es

 

  

 

 UNA TECNICA INNOVADORA PARA FACILITAR MODERNOS PROGRAMAS DE SOFTWARE A TRAVES DE INTERNET 

A veces nos preguntan qué es el "SaaS" y por qué creemos que es el futuro de muchos tipos de software.    

El SaaS (Software as a Service - Software como servicio) se define como:

un modelo de implantación de software mediante el cual un proveedor concede a sus clientes una licencia para utilizar un servicio a la carta. En su configuración más habitual, los proveedores de software SaaS alojan la aplicación en sus propios servidores web, a los que los usuarios suscritos al servicio acceden normalmente mediante un navegador de Internet. 

Por lo tanto, el SaaS implica proporcionar conjuntamente los medios, los servicios y la experiencia que permiten a las empresas externalizar completamente algún aspecto de su sistema informático y asimilarlo como un coste operativo en lugar de como una inversión.

 

UNA TECNOLOGIA EN LA QUE SE PUEDE CREER

MYEG considera que el SaaS es mucho más que "una moda pasajera" en el ámbito de la informática o un término que los asesores puedan usar en sus presentaciones de PowerPoint para convencerle de que compre algo que en realidad no necesita.

El modo más sencillo de presentar las ventajas del SaaS es plantear preguntas como las siguientes:

 

        ¿Para poder enchufar una lámpara, compra antes una planta de generación de electricidad?

 

El concepto SaaS se basa en una idea muy similar:

 

        ¿Por qué pagar una licencia de software cuando lo único que quiere es usar el programa que necesita cuando lo necesita?

 

MYEG ofrece su solución "ERP Gesalco" en modo SaaS. Si tuviéramos que resumir las ventajas del SaaS, lo haríamos del siguiente modo:

 

 

Costes

  • La inversión inicial es exactamente cero. Además, no tiene que comprar nuevos servidores, más espacio en disco ni ordenadores. SaaS utiliza los recursos que usted ya posee.

Tiempo

  • Despliegue rápido en modo de actualización continua
    Configuración y funcionamiento más rápidos gracias a que el software está disponible a través de una simple conexión a Internet.
  • Accesibilidad en línea permanente desde cualquier punto
    El hecho de que se acceda a él a través de Internet supone que el software en modo SaaS está disponible en todo momento y lugar, por lo que los empleados pueden trabajar desde cualquier punto con acceso a Internet si necesidad de tener un software individual con licencia.
  • Rápida puesta en marcha 

Innovación continua

  • Actualizaciones automáticas 
    MYEG no deja nunca de innovar y esas innovaciones están disponibles inmediatamente, sin necesidad de reinstalar o de volver a configurar.
  • Ayuda con el cumplimiento de las normativas
    Dado que el software está diseñado para un uso profesional, tiene en cuenta los requisitos profesionales, especialmente en el campo del cumplimiento normativo, que está integrado directamente en la interfaz de usuario. El software se actualiza constantemente en función de la legislación y las normativas vigentes.

Seguridad

  • Proporciona un alto nivel de seguridad
    El acceso a datos delicados se restringe mediante el uso de plataformas, certificados, tarjetas inteligentes y espacios de trabajo aislados. En muchos casos, el software SaaS proporciona un nivel de seguridad mayor del que la mayoría de las empresas desearían tener en el software residente en sus propias instalaciones.

Ecológico

  • Un beneficio inesperado del software SaaS es que resulta la solución de TI más ecológica gracias a que varios clientes comparten servidor y requisitos de almacenamiento de datos y con menos personal se puede realizar el mismo trabajo, lo que reduce la necesidad de adquirir hardware. Además, el sistema requiere menos energía ya que cuenta con muchos más recursos compartidos. E incluso se reduce el número de residuos generados por el hardware que ya no se puede utilizar, un aspecto muy a tener en cuenta, especialmente en la Unión Europea, donde las normativas relativas a la eliminación de residuos de equipos informáticos obsoletos se han endurecido recientemente.